sábado, 22 de octubre de 2016

XXX DOMINGO ORDINARIO. (DOMUND)

"Que todos los pueblos conozcan tu bondad".

PRIMERA LECTURA (Zac 8, 20-23)
Del libro del profeta Zacarías.
     Esto dice el Señor de los ejércitos: “Vendrán pueblos y habitantes de muchas ciudades. Y los habitantes de una ciudad irán a ver a los de la otra y les dirán: ‘Vayamos a orar ante el Señor y a implorar la ayuda del Señor de los ejércitos’. ‘Yo también voy’. Y vendrán numerosos pueblos y naciones poderosas a orar ante el Señor Dios en Jerusalén y a implorar su protección”. 
     Esto dice el Señor de los ejércitos: “En aquellos días, diez hombres de cada lengua extranjera tomarán por el borde del manto a un judío y le dirán: ‘Queremos ir contigo, pues hemos oído decir que Dios está con ustedes’ “. Palabra de Dios.

SALMO RESPONSORIAL (Salmo 66)
R. Que todos los pueblos conozcan tu bondad.
Ten piedad de nosotros y bendícenos; vuelve, Señor, tus ojos a nosotros. Que conozca la tierra tu bondad y los pueblos tu obra salvadora. R.
Las naciones con júbilo te canten, porque juzgas al mundo con justicia; con equidad tú juzgas a los pueblos y riges en la tierra a las naciones. R.
Que te alaben, Señor, todos los pueblos, que los pueblos te aclamen todos juntos. Que nos bendiga Dios y que le rinda honor el mundo entero. R.
La tierra ha producido ya sus frutos, Dios nos ha bendecido. Que nos bendiga Dios y que le rinda honor el mundo entero. R.

SEGUNDA LECTURA (2 Tim 4, 6-8.16-18)
De la segunda carta del apóstol san Pablo a Timoteo
     Querido hermano: Para mí ha llegado la hora del sacrificio y se acerca el momento de mi partida. He luchado bien en el combate, he corrido hasta la meta, he perseverado en la fe. Ahora solo espero la corona merecida, con la que el Señor, justo juez, me premiará en aquel día, y no solamente a mí, sino a todos aquellos que esperan con amor su glorioso advenimiento.
     La primera vez que me defendí ante el tribunal, nadie me ayudó. Todos me abandonaron. Que no se les tome en cuenta. Pero el Señor estuvo a mi lado y me dio fuerzas para que, por mi medio, se proclamara claramente el mensaje de salvación y lo oyeran todos los paganos. Y fui librado de las fauces del león. El Señor me seguirá librando de todos los peligros y me llevará salvo a su Reino celestial. A él la gloria por los siglos de los siglos. Amén. Palabra de Dios

ACLAMACIÓN ANTES DEL EVANGELIO (2 Cor 5, 19)
R. Aleluya, aleluya.
Dios reconcilió al mundo consigo, por medio de Cristo, y a nosotros nos confió el mensaje de la reconciliación. R.
Aleluya.

EVANGELIO (Lc 18, 9-14)
Del santo Evangelio según San Lucas

     En aquel tiempo, Jesús dijo esta parábola sobre algunos que se tenían por justos y despreciaban a los demás: 
     "Dos hombres subieron al templo para orar; uno era fariseo y el otro, publicano. El fariseo, erguido, oraba así en su interior: «Dios mío, te doy gracias porque no soy como los demás hombres: ladrones, injustos y adúlteros; tampoco soy como ese publicano. Ayuno dos veces por semana y pago el diezmo de todas mis ganancias". 
     El publicano en cambio, se quedo lejos y no se atrevía a levantar los ojos al cielo. Lo único que hacía era golpearse el pecho, diciendo: "Dios mío, apiádate de mí, que soy un pecador". 
     Pues bien, yo les aseguro que éste bajo a su casa justificado y aquél no; porque todo el que se enaltece será humillado, y el que se humilla será enaltecido". Palabra del Señor.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

GRUPOS Y MOVIMIENTOS ACTIVOS EN LA PARROQUIA

ESCUCHE LA HOMILÍA DOMINICAL y (+)

RADIO VATICANO ESPAÑOL

ROME REPORTS (NOTICIAS)

ACIPRENSA (NOTICIAS)

ZENIT (NOTICIAS)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...