jueves, 5 de octubre de 2017

HERMANA GLENDA EN CONCIERTO 12-NOV-2017

La Hermana Glenda en Celaya.
Concierto de Alabanza 12-Nov-2017
En las nuevas Instalaciones de la Feria de Celaya
Eucaristía a las 3 pm. 
Concierto de 4 a 7 pm.
Donativo $150.00
Informes a (461) 609 00 59
En horario de Oficina:
de Lunes a Sábado de 10 am. a 2 pm. y de 5 a 8 pm. 
y al (461) 109 29 13 con la Sra. Jaqueline.

ADQUIERA SUS BOLETOS

EN LINEA DE CLIC AQUÍ.

Y EN LAS OFICINAS DE LAS SIGUIENTES PARROQUIAS:

EN CELAYA:
SAGRARIO CATEDRAL, VIRGEN DE LOS POBRES, 
SAN FELIPE DE JESÚS, SAN PEDRO Y SAN PABLO,
SGDO. CORAZÓN DE JESÚS (JARDINES).

EN DOLORES HIDALGO:
NTRA. SRA. DE LOS DOLORES
NTRA. SRA. DE LA ASUNCIÓN.

EN SAN MIGUEL DE ALLENDE:
SAN MIGUEL ARCÁNGEL

SAN ANTÓN DE LAS MINAS:
SAN ANTONIO.

EN COMONFORT:
SAN FRANCISCO DE ASÍS.

EN APASEO EL ALTO:
SGDO. CORAZÓN Y SAN ANDRES.

EN RINCÓN DE TAMAYO:
SAN BARTOLOME APÓSTOL.

EN VILLAGRAN:
INMACULADA CONCEPCIÓN.

martes, 3 de octubre de 2017

NUEVO HORARIO DE LAS MISAS DE ENTRE SEMANA.

A partir de el lunes 2 de octubre de 2017 las Misas de entre semana en el Templo parroquial de San Pedro y San Pablo cambian de horario.

Estos son los nuevos horarios entre semana:
Lunes: Misa y confesiones 8 am.
Martes: Misa 8 am.
Miércoles: Misa 8 am.
Jueves: Misa 8 am.
             Hora Santa y Confesiones 7 pm.
Viernes: Misa y Confesiones 8 am.

Las Misas de el fin de semana seguirán en el mismo horario: 
Sábado: Misa 7 pm.
Domingo: Misas de 10:30 am, 12 hrs. y 7 pm.

martes, 26 de septiembre de 2017

SEMANA DE LA BIBLIA 2017

Fuente: Iglesia.Cl +recursos aquí.
Cada año, en septiembre, la Iglesia Católica, haciendo memoria de la fiesta de San Jerónimo (30 de septiembre), dedica un tiempo especial para favorecer el encuentro personal y comunitario con Jesucristo por medio de la Palabra de Dios contenida en la Sagrada Escritura. Se trata de crear las instancias para ponerse a la escucha de la Palabra para conocer más profundamente al Señor, renovar nuestra amistad con Él y disponernos para asumir su misión como nuestra propia misión.
Este año proponemos cuatro encuentros de Lectio Divina que presentan algunas imágenes relacionadas con el seguimiento de Jesús. Estas nos invitan a reavivar nuestro compromiso misionero, para llevar la Buena Noticia del Evangelio a todos los rincones de nuestra patria, para que ella sea fuente que ilumina la transformación de nuestras realidades, invitándonos a vivir la caridad fraterna, en justicia, paz y alegría.
Se trata de seguir avanzando y profundizando en el proceso de convertirnos en una Iglesia “en salida”. Una Iglesia que, siendo portadora del anuncio de Jesucristo, sale a pregonarlo por “los caminos” para renovar la esperanza de aquellos que se encuentran, tristes, cansados y agobiados. Una Iglesia a través de la cual Cristo llama a los suyos, los alimenta con el pan de su Palabra y “los envía” a compartir la Palabra con los hermanos que están sedientos de consuelo, acogida y compañía.
Una Iglesia que se esfuerza en poner "la Palabra" de Dios en el centro de todo su quehacer para que ella sea el corazón que da vida e impulsa la constitución de la comunidad cristiana a imagen de Jesucristo. Una Iglesia que permanece en la escucha de la Palabra dispuesta a “la conversión” personal, pastoral y eclesial para renovarse en la fidelidad a Cristo y a su misión. Ver vídeos aquí: 1,2,3 y 4

jueves, 21 de septiembre de 2017

SAN MATEO

"Jesús vio a un hombre llamado Mateo..., y le dijo: “Sígueme”. 
Él se levantó y lo siguió".
Ciclo "A" Fiesta Rojo


PRIMERA LECTURA (Ef 4, 1-7. 11-13)
De la carta del apóstol san Pablo a los efesios
Hermanos: Yo, Pablo, prisionero por la causa del Señor, los exhorto a que lleven una vida digna del llamamiento que han recibido. Sean siempre humildes y amables; sean comprensivos y sopórtense mutuamente con amor; esfuércense en mantenerse unidos en el espíritu con el vínculo de la paz. Porque no hay más que un solo cuerpo y un solo Espíritu, como es también sólo una la esperanza del llamamiento que ustedes han recibido. Un solo Señor, una sola fe, un solo bautismo, un solo Dios y Padre de todos, que reina sobre todos, actúa a través de todos y vive en todos. Cada uno de nosotros ha recibido la gracia en la medida en que Cristo se la ha dado. Él fue quien concedió a unos ser apóstoles; a otros, ser profetas; a otros, ser evangelizadores; a otros, ser pastores y maestros. Y esto, para capacitar a los fieles, a fin de que, desempeñando debidamente su tarea, construyan el cuerpo de Cristo, hasta que todos lleguemos a estar unidos en la fe y en el conocimiento del Hijo de Dios y lleguemos a ser hombres perfectos, que alcancemos en todas sus dimensiones la plenitud de Cristo. Palabra de Dios.

SALMO RESPONSORIAL (Sal 18)
R. El mensaje del Señor resuena en toda la tierra. 
Los Cielos proclaman la gloria de Dios y el firmamento anuncia la obra de sus manos. Un día comunica su mensaje al otro día y una noche se lo trasmite a la otra noche. R. 
Sin que pronuncien una palabra, sin que resuene su voz, a toda la tierra llega su sonido, y su mensaje hasta el fin del mundo. R.

ACLAMACIÓN ANTES DEL EVANGELIO
R. Aleluya, aleluya. 
Señor, Dios eterno, alegres te cantamos, a ti nuestra alabanza. A ti, Señor, te alaba el coro celestial de los apóstoles. R. Aleluya.

EVANGELIO (Mateo 9, 9-13)
Del santo Evangelio según san Mateo
En aquel tiempo, Jesús vio a un hombre llamado Mateo, sentado a su mesa de recaudador de impuestos, y le dijo: “Sígueme”. Él se levantó y lo siguió. Después, cuando estaba a la mesa en casa de Mateo, muchos publicanos y pecadores se sentaron también a comer con Jesús y sus discípulos. Viendo esto, los fariseos preguntaron a los discípulos: “¿Por qué su Maestro come con publícanos y pecadores?” Jesús los oyó y les dijo: “No son los sanos los que necesitan de médico, sino los enfermos. Vayan, pues, y aprendan lo que significa: Yo quiero misericordia y no sacrificios. Yo no he venido a llamar a los justos, sino a los pecadores”. Palabra del Señor.

COMENTARIO: 
Mateo, originalmente Levy (Cfr. Mc 2, 14) y Lc 5, 27), era un hombre de una cierta cultura, publicano y recaudador de impuestos en Cafarnaúm. Después de la resurrección–y en base a unas primeras redacciones ya existentes– escribió en arameo una amplia síntesis de las «palabras» y de los «hechos» de Jesús, poniendo de relieve su «mesianidad» y la posición de la naciente Iglesia ante la Ley y el culto de la Antigua Alianza. El Evangelio de Mateo –tal y como lo poseemos en griego ahora– ha experimentado el influjo de Marcos y de Lucas, aun conservando su muy particular fisonomía.
El Evangelio de Mateo es, por eso, el evangelio del «Reino de Dios» y del «cumplimiento», en Cristo, de la Antigua Alianza. Es el Evangelio de las Bienaventuranzas y del Sermón de la Montaña, de las parábolas del Reino y del juicio universal. Es el evangelio del «misterio de la Iglesia», fundada sobre la roca que es Pedro. En él se anuncia una religión esencial, no reducida a una práctica meramente ritualista, ajena al compromiso de la vida, sino expresada en el amor a Dios y al hermano. No sabemos, por desgracia, nada históricamente cierto acerca de su apostolado, ni de las circunstancias de su muerte o de su martirio.
Fuente: ArqGdl.

jueves, 14 de septiembre de 2017

NUESTRA SEÑORA DE LOS DOLORES.

¿Y cuál hombre no llorara / si a la Madre contemplara / de Cristo en tanto dolor?
Ciclo "A" (Memoria) Blanco


PRIMERA LECTURA  (Heb 5, 7-9)
De la carta a los hebreos
Hermanos: Durante su vida mortal, Cristo ofreció oraciones y súplicas, con fuertes voces y lágrimas, a aquel que podía librarlo de la muerte, y fue escuchado por su piedad. A pesar de que era el Hijo, aprendió a obedecer padeciendo, y llegado a su perfección, se convirtió en la causa de la salvación eterna para todos los que lo obedecen. Palabra de Dios.

SALMO RESPONSORIAL (Sal 30)
R. Señor, por tu amor tan grande ponme a salvo. 
A ti, Señor, me acojo, que no quede yo nunca defraudado; Señor, tú que eres justo, ponme a salvo. Escucha mi oración. R. 
Ven a rescatarme sin retardo, sé tú mi fortaleza y mi refugio. Pues eres mi refugio y fortaleza, por tu nombre, Señor, guía mis pasos. R. 
Sácame de la red que me han tendido, pues eres tú mi amparo. En tus manos encomiendo mi espíritu y tu lealtad me librará, Dios mío. R. 
Pero yo en ti confío; “tú eres mi Dios”, Señor, siempre te digo; mi suerte está en tus manos, líbrame del poder de mi enemigo que viene tras mis pasos. R. 
Qué grande es la bondad que has reservado, Señor, para tus fieles. Con quien se acoge a ti, Señor, y a la vista de todos, ¡qué bueno eres! R.

SECUENCIA: Esta secuencia es opcional tanto en su forma larga como en su forma breve, desde * ¡Oh dulce fuente de amor!

La Madre piadosa estaba
junto a la cruz, y lloraba
mientras el Hijo pendía;
cuya alma triste y llorosa,
traspasada y dolorosa,
fiero cuchillo tenía.

¡Oh cuan triste y afligida
estaba la Madre herida,
de tantos tormentos llena,
cuando triste contemplaba
y dolorosa miraba
del Hijo amado la pena!

¿Y cuál hombre no llorara
si a la Madre contemplara
de Cristo en tanto dolor?
¿Y quién no se entristeciera,
Madre piadosa, si os viera
sujeta a tanto rigor? 

Por los pecados del mundo,
vio a Jesús en tan profundo
tormento la dulce Madre.
Vio morir al Hijo amado
que rindió desamparado
el espíritu a su Padre. 

* ¡Oh dulce fuente de amor!,
hazme sentir tu dolor
para que llore contigo.
Y que, por mi Cristo amado,
mi corazón abrasado
más viva en él que conmigo.

Y, porque a amarlo me anime,
en mi corazón imprime
las llagas que tuvo en sí.
Y de tu Hijo, Señora,
divide conmigo ahora
las que padeció por mí.

Hazme contigo llorar
y de veras lastimar
de sus penas mientras vivo;
porque acompañar deseo
en la cruz, donde lo veo,
tu corazón compasivo.

¡Virgen de vírgenes santas!,
llore ya con ansias tantas
que el llanto dulce me sea;
por su pasión y muerte
tenga en mi alma de suerte
que siempre sus penas vea.

Haz que su cruz me enamore
y que en ella viva y more
de mi fe y amor indicio;
porque me inflame y encienda
y contigo me defienda
en el día del juicio.

Haz que me ampare la muerte
de Cristo, cuando en tan fuerte
trance, vida y alma estén;
porque, cuando quede en calma
el cuerpo, vaya mi alma
a su eterna gloria. Amén.


ACLAMACIÓN ANTES DEL EVANGELIO
R. Aleluya, aleluya.
Dichosa la Virgen María, que sin morir, mereció la palma del martirio junto a la cruz del Señor. 
R. Aleluya.

EVANGELIO  (Jn 19, 25-27)
Del santo Evangelio según san Juan
En aquel tiempo, estaban junto a la cruz de Jesús, su madre, la hermana de su madre, María la de Cleofás, y María Magdalena. Al ver a su madre y junto a ella al discípulo que tanto quería, Jesús dijo a su madre: “Mujer, ahí está tu hijo”. Luego dijo al discípulo: “Ahí está tu madre”. Y desde entonces el discípulo se la llevó a vivir con él. Palabra del Señor. 

GRUPOS Y MOVIMIENTOS ACTIVOS EN LA PARROQUIA

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...